Dos instituciones públicas firman convenio para reducir las inhumaciones sin identificar en Guatemala

0
80

Brenda Larios/Oscar Dávila

Ciudad de Guatemala, 12 ene (AGN).- El Instituto Nacional de Ciencias Forenses ( Inacif ) y el Registro Nacional de Personas (Renap) firmaron hoy un convenio interinstitucional para reducir las inhumaciones de personas sin identificar y que son sepultadas como “xx” en Guatemala.

“El convenio con Renap realmente fortalece el sistema de justicia, que necesita de un desarrollo fundamental por medio de la certeza jurídica, porque una de las debilidades es no tener elementos tecnológicos que nos permitan identificar a las personas, pero esto va a cambiar gracias al apoyo del Renap, que nos brindará las herramientas tecnológicas, dijo Fanuel García, director del Inacif.

Añadió que con este acuerdo también se fortalecerá la base de datos de las constancias de defunción, ya que se podrá determinar la identidad de una persona que no tenía documento de identificación en el momento de su deceso.

Según registros de Inacif, en nueve años se ha logrado una reducción en las inhumaciones como “xx” en Guatemala. En 2008 fueron inhumadas 900 personas, mientras en 2017 se redujeron a 203.

“Con este nuevo convenio continuaremos a la baja en las inhumaciones como xx en el país, brindándoles una certeza jurídica a los guatemaltecos”, dijo.

Por su parte, el director Ejecutivo del Renap, Enrique Octavio Alonzo, destacó que este es un gran paso al fortalecimiento del sector justicia del país porque se reduce a su vez el subregistro de defunciones.

El acuerdo tiene vigencia de un año prorrogable, según lo requieran las autoridades de ambas instituciones.

El proceso de identificación consiste en ingresar un cuerpo a la morgue del Inacif para realizar las autopsias correspondientes y determinar las causas de la muerte.

A todos los cuerpos, el Inacif les toma su huella dactilar con el fin de verificar su identidad con ingeniería biométrica.

De no ser encontrados en esta base de datos, ahora los médicos forenses podrán compararlos con las huellas dactilares registradas en el Renap.